Los Tres Mosqueteros (Alexandre Dumas)

Los tres mosqueteros es, principalmente, la historia del cuarto mosquetero, o futuro mosquetero: d´Artagnan, un joven gascón que llega a París para unirse a tan famoso cuerpo. Allí conoce a los otros tres: Athos, Porthos y Aramis. De inmediato se ve metido en las luchas callejeras contra los guardias del Cardenal Richelieu, que, en principio, es el malo malísimo de la historia, y en otras muchas peripecias, junto con sus tres amigos. La historia de los diamantes de la reina, el rapto de Constanza, las aventuras amorosas de d´Artagnan, el asedio de La Rochela, la cabalgata en pos de Milady. Todas estas aventuras principales se suceden con otras menores que sazonan aún mas si cabe la novela. La hacen mas picante.

Los cuatro protagonistas son caballeros sin tacha ni mácula. Su honor es prístino, su crédito ilimitado, pero. Pegar a sus sirvientes es la forma de hacerlos obedecer, sobre todo cuando piden la paga. Emborracharse una diversión de lo mas sano. Saltarse la ley un pasatiempo habitual. La venganza una necesidad, la brabuconería un estilo de vida, el desprecio al pueblo una mentalidad. Si hay que asesinar se asesina, y si hay que mentir, pues vale. Y sin embargo ninguna de estas inmoralidades debe ser tenida en cuenta, pues mas de una vez alega Dumas (padre, por cierto) en su novela que no puede enjuiciarse a la sociedad de la época de los mosqueteros con la mentalidad de la época del lector.

Fue llevada al cine con diferentes tramas. Incluso, se hizo una serie animada inspirada en esta historia: Los Mosqueperros.